3 grandes razones para no comer a medianoche NUNCA más

¿Sufres de antojos a medianoche? Seguramente no caerás más en la tentación después de leer este artículo…

 

 

Si eres de las que se queda despierta hasta tarde, seguro tus visitas al refrigerador son bastante frecuentes, así te levantes 10 veces y encuentres solo jarras de agua, siempre terminas inventando algo para satisfacer tus antojos de medianoche.

Todas hemos pasado por eso, y ni hablar de los tiempos de estrés o cuando estamos en “esos días”… Pero malas noticias, estas comidas (por pequeñas que sean) a mitad de la noche, no son para nada beneficiosas para el cuerpo.

La revista Cosmo nos explica por qué NO debemos comer a medianoche y por qué debemos cenar lo más temprano posible.

  1. Se altera el organismo. 

    El cuerpo funciona como un reloj, indicándonos cuándo debemos comer para tener energía, así que si comemos cuando el cerebro tiene entendido que deberíamos estar durmiendo, podemos llegar a desequilibrarlo todo.

  2. Puede ser causa diabetes. 

    Un estudio realizado a mujeres que cenaban a las 11:00 p.m., en comparación a otras que lo hacían a las 6:00 p.m., reveló que la mayoría de estas tenían un nivel de azúcar más alto en la sangre. Lo que indica que este mal hábito a largo plazo puede generar diabetes tipo 2. 

  3. No te ayuda a adelgazar. 

    Por lo contrario, puede engordarte. Otra de las conclusiones de estos estudios es que hay que desayunar tarde y cenar temprano, con el objetivo de tener un ayuno de 12 horas diarias aproximadamente, un método efectivo para bajar de peso (o al menos, mantenernos estable).