5 tradiciones latinas que no pueden faltar en Navidad

Para mí la navidad es una de mis épocas favoritas, me recuerda a mi infancia. A esos momentos vividos en los que uno no sabía lo tenía todo y todavía se quejaba de lo que le faltaba, y cuando hablo de faltas me refiero a lo material porque por lo demás estábamos cubiertos.

A los latinos nunca nos ha faltado una razón para celebrar, pero cuando es Diciembre la cosa empieza desde temprano, comida, bebida, familia, regalos, parranda, entre otras cosas que suman en kilos, restan en dólares, pero siempre te dan por igual un montón de alegrías y de memorias para el futuro.

Yo quiero que mis hijos que son americanos, pero de padres latinos, se recuerden siempre de sus navidades con cariño y con esa nostalgia con la que yo recuerdo la mía back in Venezuela. En mi casa, somos católicos, así que celebramos navidad y montamos arbolito, ponemos luces, stockings, y cuanto perol navideño exista que me diga Ho, Ho, Ho, Merri Christmas and bienvenida la llegada del Niño Jesús, con bastante verde, rojo y regalitos por doquier.

Pero por sobre todas las cosas, trato de repetir algunas de mis costumbres latinas para que mi cultura no se pierda por completo, se diluya inevitablemente, pero no se pierda:

  • Las hallacas y el pan de jamón: mis hijos detestan la comida navideña, pero las comeremos todos los diciembres mientras que se pueda. Nada más divino que una hallaca.
  • La música de navidad, los villancicos y las gaitas: trato de que por lo menos alguna que otra vez montados en el carro oigamos esas gaitas que me transportan a mi Caracas de antaño, cuando desde el 1 de Diciembre (o antes) era lo único que se oía en mi país.
  • La decoración de Navidad: Todos los años el fin de semana después de Thanskgiving, empezamos con la decoración de Navidad. Bajamos las cajas donde está todo guardado, compramos el arbolito, y a decorar en familia.
  • Intercambio Navideño: que mejor época para compartir en familia y con amigos que la navidad, así que a los niños les organizamos un intercambio donde se ven los que no se han visto en anos, cantamos aguinaldos, comemos, bailamos y nos decimos feliz navidad.
  • El 24 en la noche y el 25 en la mañana: cuando yo era pequeña, no había nada más emocionante que esperar todo el 24 durante el día para poder abrir los regalos y cenar en familia, para después el 25 en la mañana por fin recibir los tan esperados regalos de Santa. Así es como se ha repetido la tradición con mis hijos, y espero siga por muchos años por venir.

¿Y para Uds. que es la Navidad? ¿Qué significa esa época especial entre amigos y familia? ¿Qué les recuerda? Para mí, es el mejor momento del año y más.

Besos

Noelle