Las uñas se han convertido en las reinas del maquillaje. Tal vez por el amplio abanico de colores o por simple coquetería, lo cierto es que en estos meses son muchas las mujeres que no dudan en lucir los colores de moda en las uñas. Pero, eso sí, da igual que nos hagamos con el tono más ‘in’ de la temporada, si nuestras uñas no están cuidadas. Por eso, es aconsejable realizar la manicura una vez por semana siguiendo estos pasos:

1. Antes de empezar, y una vez preparados todos los utensilios, debemos eliminar todos los restos de pintauñas con un quitaesmaltes. Después se procede a cortar las uñas según preferencias: cuadradas, redondas o en punta.

2. A continuación, se liman las uñas con una lima de cartón esmerilado, mucho más suave que las metálicas. La lima debe estar ligeramente inclinada hacia arriba y limar de la parte exterior a la parte central de la uña. Es importante no friccionar las uñas en ambas direcciones ya que las uñas se podrían romper en capas.

3. Una vez limadas las uñas, se introducen las manos durante 10 minutos en un recipiente lleno de agua tibia y unas gotas de jabón. Pasado este tiempo se secan cuidadosamente con una toalla y, seguidamente, se aplica por todo el contorno de la uña un reblandecedor de cutículas. Se dejan pasar unos dos minutos y con un palito de naranjo se empujan las cutículas hacia atrás. Ahora con un cortacutículas se corta la cutícula y la piel levantada de alrededor.

4. Seguidamente, se aplica sobre las manos la crema hidratante realizando un pequeño masaje poniendo especial atención en el contorno de las uñas. Por último se procede a pintarlas. Aplica el esmalte siempre con trazos uniformes y aproximando el pincel lo más posible a las orillas y no dejando espacios vacíos.

5. Para una mayor duración, puedes proteger el color aplicando una capa de esmalte transparente sobre el esmalte de color.

Con información de Hola.com

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux