Belleza: ¿Cómo cortar tu propia pollina?

Erika dice:
Abstenerse las que no saben cortar bien en papel

El flequillo o pollina es algo que combina bien con casi todos los estilos. No importa cuál sea tu largo, color o textura, una pollina bien cortada puede ser ese cambio radical de look que estabas buscando (sin que sea verdaderamente radical).

Sin embargo, existen algunos problemas con este estilo, principalmente con mantenerlo. Si decides probar un fleco recto, dos semanas después de tu visita al salón, se puede volver incómodo pues el crecimiento rápido impide tu visión. Sin embargo, es muy pronto para ir de nuevo.

La solución es: ¡cortártela tú misma!

La mayoría de los estilistas te piden que no lo hagas, pero si sigues estas sencillas reglas puedes evitar los desastres.

1. Siempre corta en seco
Normalmente en la peluquería te humedecen el pelo antes de cortarlo, pero nosotras por lo general no tenemos la experiencia necesaria para calcular cuánto se va a encoger una vez que se seque. Para evitar desmayos, córtalo en seco.

2. De iris a iris
Recorta solo del centro de tus ojos hacia adentro, es todo lo que necesitas.

3. Tijeras pequeñas
Si tienes tijeras profesionales, ¡adelante!, si no, usa unas pequeñas, de hoja recta que son más fáciles de manejar.

4. Cortes verticales
Por ningún motivo cortes tu pollina de forma horizontal. Ésta es la regla de oro. Jamás acuestes las tijeras pues es muy difícil que te quede derecho, y tendrás que seguirlo recortando (como nos pasaba con las Barbies cuando éramos pequeñas).

Pequeños cortes con las tijeras en posición vertical es la mejor forma de hacerlo.

Si te quedó alguna duda, chequea este video:
(El video está en inglés pero dice exactamente lo mismo que estamos poniendo por escrito)

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux