Imagínate entrar a tu clóset y ser capaz de ver dónde tienes puesto cada cosa, sea zapatos, collares, camisas, etc… Hay muchos sistemas en el mercado que te permiten tener todo súper organizado para que esté al alcance de nuestros ojos. Repisas simples sin mucho aparataje son soluciones que nos pueden ahorrar mucho tiempo en la rutina y el corre corre diario de ver qué nos vamos a poner. Créanme que lo he comprobado porque antes de remodelar mi clóset pasaba fácilmente de 10 a 15 minutos mirando el clóset y sacando todo lo que tenía escondido para ver qué me iba a poner. Ahora lo tengo todo abierto y en menos de 5 minutos ya estoy vestida INCREÍBLE PERO CIERTO.

No importa qué diseño de clóset elijas porque es muy fácil personalizar los estantes y compartimientos para tu estilo de vida, aunque no aproveches hasta el último centímetro del clóset, trata de poner todo a la vista, si no créeme que se te van a olvidar vestidos, camisas, pantalones que tenías y ni por la mente te pasaban. Un tip muy chévere es que en vez de elegir un rack de pared vertical para los zapatos, ¿por qué no mostrar tu colección en los estantes horizontales? Así le das un look “Boutique’ a tu vestier.

Las esquinas de los closets por lo general se consideran un espacio muerto, pero te doy una noticia, las puedes utilizar para liberar el espacio en las repisas adicionales y los compartimientos. Hay una rack en el mercado que viene en una especie de carrusel para ser colocado en la esquina de los closets, la idea es sacarle provecho a ese espacio porque de otro modo no se utilizaría. Este carrusel gira 360 grados y permite colgar, es una gran solución para ahorrar espacio.

En la foto de abajo puedes ver el estilo de estanterías que son la solución perfecta para guardar los pantalones, suéteres, zapatos, sombreros y otros accesorios que pueden ser perfectamente doblados y así están a la vista. Estos estantes incluso los puedes ajustar para ofrecer más espacio para botas o pilas más grandes de ropa. Así mantienes todo limpio y ordenado. Un plus es que también está a la vista para los que nos gusta tener todas las opciones frente a nuestros ojos.

A veces con tan solo eliminar un par de estantes el espacio del clóset se amplia enormemente. Basta con crear un espacio (dentro del clóset) para poder poner las cosas en orden y que siempre usemos. Es bueno hacer una limpieza cada 6 meses asumiendo que si no lo usas pues “pa’ afuera” porque es casi seguro que si en un año o en seis meses no lo has sacado, ahí quedara por siglos.

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux