¿Existen los cosméticos feministas?

Las firmas de belleza y cosméticos se unen a la revolución feminista a través de la afirmación ”el empoderamiento femenino a través de una barra de labios”…

El mundo de la moda, la cosmética y todo lo referente al aspecto físico y la belleza externa, ha sido puesto en entredicho al hablar de feminismo.

La ropa, las cremas, el maquillaje y los perfumes han estado siempre relacionados con la parte más superficial de las personas, algo que, en muchos casos, ha entrado en debate al momento de hablar sobre la naturalidad y la belleza real del cuerpo humano.

Sin embargo, las firmas y empresas de la industria han sabido aliarse a la revolución feminista. En el mundo de la moda estos casos han sido mucho más populares: Maria Grazia Chiuri se estrenaba en Dior como la primera mujer en la historia al frente de la casa francesa y tenía algo que decirle al mundo: ‘todos deberíamos ser feministas’. Pero más allá de los mensajes en camisetas, Karl Lagerfeld organizó un desfile para presentar su colección primavera/verano, inspirado en una manifestación feminista.

 

Pero el área de la cosmética siempre ha quedado de segundo en este sentido. Parece que las firmas no se habían lanzado a esta lucha de la igualdad género porque su aporte a la revolución feminista siempre había sido dudoso.

¿Se puede ser feminista y maquillarse a diario? La respuesta es un sí y las marcas han querido defender esta idea.

Helena Rubinstein fue pionera en la lucha feminista a través de la cosmética. En 1896 lanzó su primer producto (la crema Valaze) bajo el eslogan ”Beauty is Power”, algo que marcó su recorrido en la industria. Rubinstein difundió el mensaje de la cosmética como empoderamiento femenino; el maquillaje como un arma con el que la mujer podía transformarse, enfatizar su identidad y, ser libre.

En la actualidad, numerosas firmas han querido adoptar esa filosofía para vender su cosmética bajo el mensaje de empoderamiento femenino. La marca Dove es una de las más conocidas en este aspecto.

Han sido numerosas las marcas que han querido incluir un tono de femenismo en sus producciones publicitarias.

La firma de maquillaje MAC suele calar en el público con sus campañas para la línea Viva Glam, que no solo defienden la igualdad y el feminismo sino que se involucran con otras causas como la lucha contra el racismo y la homofobia, usando embajadoras que son personalidades importantes e influyentes en redes, tv, cine y música.

Imagen relacionada

Sin embargo, esta inmersión de las marcas de cosmética en el activismo no se ha limitado a campañas publicitarias. Las firmas han aportado su grano de arena a la causa de la desigualdad intentando impulsar la educación y el desarrollo de mujeres destinando parte de sus beneficios a causas benéficas.

El maquillaje y el cuidado no están reñidos con la lucha feminista así que, será mejor no subestimar el poder de un labial rojo…