Horóscopo (Del 11 al 18 de junio)

Después de una semana con grandes eventos nos encontramos cerrando un ciclo lunar y emocional bastante movido. Los efectos, realizaciones y consecuencias de los mismos no se verán inmediatamente sino en meses por venir.

Pero con la entrada de Mercurio a Cáncer ya no podemos mantener las apariencias de tener todo bajo control y las emociones comienzan a emerger; además esta es la razón por la cual comienza la tensión entre apostar por lo nuevo -representada por Urano en Aries- y erradicar lo viejo -representado por Plutón en Capricornio-.

Todas las emociones que disfrazaste de ideas ahora explotan y revelan el camino a seguir. Estamos llamadas a cambiar, a experimentar y honrar nuestros deseos por encima de lo que nos dijeron que teníamos que hacer.

Si te sinceras contigo y aceptas lo que está pasando sin suavizarlo, verás que inmediatamente se expanden las opciones y posibilidades de hacer conexiones, establecer nuevas relaciones; esto gracias a la esperada entrada de Júpiter a Géminis, donde no hay una sola solución o salida, hay 2, pero tu mente debe estar abierta y flexible.

Géminis, donde todo ha ocurrido, rige la formación de pensamientos que comunicamos. Con Júpiter allí sentirás expansión de la creatividad, deseo, y propósito en tus causas. Tu realidad cambia ya que cambia la percepción que tienes del mundo. Una nueva visión crea nuevas experiencias.

Y aunque no se trata de romper completamente viejas estructuras, las configuraciones de esta semana sí obligan a eliminar los viejos patrones energéticos sobre cómo alimentas tus ganas y cómo te inspiras. Si buscas lo nuevo tienes más que aportar a tu trabajo, a tu relación y a los que están a tu alrededor.

Urano está tomando cada día más fuerza en el cielo. Sé amiga del cambio, negocia con él. ¿Qué tal más libertad, más chispa y espontaneidad en tu vida?

Todos estamos pasando por esto pero a diferentes ritmos. Quien va de tu lado crece contigo y quien se queda en el camino, no estaba tan motivado por mejor calidad de vida como tú. ¿De qué te sirve entonces?

 ¡Alégrate! Tu regente Marte está a punto de salir de la escuela Excell que es Virgo, para entrar en Libra encendiendo el romance, los pretendientes serios y los lujos que te mereces. Para eso falta un menos de un mes, pero que sea de aliento para pasar estas semanas de intermedio. Mercurio entró en Cáncer la semana pasada, y todo lo que tenías bajo control con el poder de la razón ahora ya no aguanta, emociones emergen y tus defensas se bajan; sería totalmente normal estar muy cansada, enferma y con ganas de quedarte en casa lejos del mundo. Pero con Urano en tu signo no puedes darte ese lujo, tienes la misión de cambiar un orden pre existente y traer innovación más específicamente a un cliente que cuenta contigo. Para esto, la entrada de Júpiter a Géminis te ayuda. Tu actividad mental aumenta de la mano con la creatividad; exponer, elaborar y conversar con todo tipo de personas es lo que te salva de una depresión emocional. Lo que sea que sientes que te falta no es responsabilidad de un hombre con el que no cuentas ahora, es un asunto más profundo de familia, que en este momento debes aprender a proveértelo  tú misma. Al final de la semana tienes una conversación con ese hombre y podrás tener la aclaración que confirma el camino a seguir.

 Con tu regente Venus aún retrograda puede que no sepas exactamente donde estás parada. Sientes que estás siendo fuerte, cuando en realidad Urano está saboteándote de forma inconsciente para que pierdas el miedo de hacer las cosas de forma diferente. Aunque has pasado por muchos cambios sabes que en el fondo estás apegada a una imagen que quieres proyectar, pero porque esa fachada defiende libertad de expresión no significa que de hecho adentro, lo estás haciendo, que de verdad has dejado de juzgarte para fluir y SER. Pero Mercurio en Cáncer se asegura de que vivas lo que profesas de adentro hacia afuera y con una explosión emocional. Esta semana hay un shift en esa “verdad” ya que después de un año, Júpiter sale de tu signo dejándote claro a ti y al mundo quién eres y cuál es tu propósito. Entrando en Géminis toca vender tus ideas, pero si no respaldas la honestidad detrás de ellas, no podrás avanzar. A mitad de la semana la conversación entre sol y Saturno trae ideas que te dan estabilidad y mejora del estado de ánimo. Podrás ver este momento como clave para madurar sinceramente a la próxima fase, reconociendo tu valor personal porque en los próximos meses vas a ganar mucho más de lo esperado. El amor en este momento se está transformando, no se ha terminado.

Como dice el cliché: “Hoy es el primer día del resto de tu vida”, pero en tu caso en realidad lo es Júpiter, el benefactor, el cual entra en tu signo una vez cada 12 años, trayendo expansión de poder, imagen y capacidad de atraer a ti a las personas que necesitas para el desarrollo de tu misión de vida. El Universo tenía dos años preparándote para un relanzamiento y por eso se aseguró de limpiar de tu vida todo lo que impedía que te mostraras auténticamente. Y aunque el verdadero “estreno en sociedad” será en agosto, desde ya puedes sentir la ola de optimismo y buena suerte cambiando todo a tu alrededor. Esta semana, con tu regente Mercurio en Cáncer es imposible no prestar toda atención y energía a lo que quieres hacer y liberarte. Pero el miedo de perder estabilidad económica de alguien que además te controla emocionalmente te ha mantenido indecisa. Ahora es que sabes que si quieres ser feliz, tienes que independizarte. Una conversación importante a mitad de semana te abre las opciones para establecerte. Un contrato o inversión tiene mucho que darte de vuelta, pero tienes que comprometerte. Una vez que aclares esto, puedes ir a buscar el amor que presente o pasado, que ahora más que nunca está de tu lado. Reconciliaciones. Nueva perspectiva puede más que viejas heridas.

Con Mercurio en tu signo será difícil que contengas lo que sientes o que descubras lo que antes estaba confuso o tenían en secreto de ti. La información fluye por todos lados y evoca reacciones inesperadas no sólo de tu persona, sino de aquellos con quien tienes relaciones cercanas. Este caos emocional te muestra las verdaderas intenciones de tu socio o pareja, y después se hará muy claro saber cuál es el camino a tomar porque ya no te aguantas de ilusiones para esperar. Es cierto lo que dicen que “la verdad te hará libre”, pero si necesitas tiempo aparte para procesar, es normal. Estamos tan acostumbrados a las apariencias que después más nos engaña saber. Por eso a partir de esta semana los cambios y decisiones se dan de forma rápida. Júpiter saliendo de Tauro te enseñó a saber que cuentas con más amigos presentes y virtuales de los que alguna vez imaginaste, ahora entrando en Géminis tienes esta sensación de “ángel guardián” que no te desampara. Por eso salta y apuesta, los juegos de manipulación y control tienen que parar. No más víctimas ni victimarios, hay que asumir responsabilidad para poder exigir más, sin sentir que se le debe nada a nadie. Al final de la semana la paz interna vuelva con el apoyo de tu familia y de personas que aunque están lejos te dan su aporte, energía y valoración.

No puedes negar que estás en proceso de cambio, de hecho no podrás decorar más una fachada bajo las presentes alineaciones. Mercurio entró en Cáncer la semana pasada y desde allí te das cuenta como tú misma has creado separación y circunstancias que te aíslan de los demás. Aunque no fue tu intención, Leo siempre piensa primero en el YO. Aspectos entre Urano y Plutón indican que tienes que ser más flexible y aceptar a los demás tal como son como un espejo de la aceptación de ti misma y que si te sientes resentida, lo único que necesitas es pulir tu autoestima, salud y cuidado personal. Vamos a decir que gran parte de las molestias se deben a no cuidar las horas de descanso, sueño y tomar tiempo alejada del mundo para meditar. Esa idea de no querer perderte de nada hace que te pierdas de tu transformación interna. Pero justo cuando piensas que una relación se acabó, Júpiter entra en Géminis dándote varias ideas y opciones sobre como recargar ESA relación de nuevo e inyectarle propósito. Los últimos 12 meses aprendiste las claves para impresionar y atraer a los demás, ahora puedes conseguir lo que quieras por ti misma y con encanto natural. Al final de la semana, el sol (que es tu regente) conversa con Saturno y te presentan un contrato u oferta que ya te habían dado en abril. Ahora las condiciones te favorecen. Aceptarlo trae estabilidad y seguridad.

¡Un mes más de Marte en tu signo estresando tus rutinas y sintiendo que estás luchando contra la vida y ya! Su lección será valiosa por años y te deja bien preparada para lo que está por venir. Mientras tu regente Mercurio estaba en Géminis, tenías la idea de tener todo bajo control, te creíste la reina del multitasking; ahora que está en Cáncer se revela la verdad. Eres una mujer con metas pero también emociones y deseos. No puede negar por más tiempo que tienes que alimentarlos si algún día quieres disfrutarlos en la vida real. Es así, quieres casarte, quieres tener hijos y a pesar de que eres muy servicial y eficiente, sólo un poquito de egoísmo sano (que te da Marte) es SÚPER necesario porque el tiempo se nos va. Aceptar esta situación trae una ola de emociones que tenías contenidas, para mostrarse a superficie y esto puede hacerte sentir muy incómoda. Pero lo que no se muestra no se vende y haber contenido parece no haber traído el resultado querido, ¿verdad? Entre más liberes tus pasiones más rápido atraerás la persona con la que puedes pro-crear ideas o niños. Esa persona de hecho, ya está en tu vida, pero no tiene idea de cómo te sientes, porque siempre te muestras tan ordenada y contenida. Destápate para que puedas aprovechar la entrada de Júpiter en Géminis, que trae un cambio grande en los próximos 12 meses. Estarás personificando el rol más importante de tu vida, sea que quieras ser jefa de tu empresa o madre. Al final de la semana, la conversación entre el sol y Saturno te recompensas por el esfuerzo invertido en tu trabajo o tu relación. ¿Quieres ser feliz? Suelta la ilusión de control.

 Aunque eres la mujer más racional y femenina del zodíaco, esta semana puedes estar a punto de perder la clase y la cordura. Eres parte de los cuatro signos cardinales que están presentando fuerte tensión en tres esquinas, dejándote como única vía de salida ante la inconformidad e indecisión de otros por tomar responsabilidad en sus vidas .En pocas palabras, aunque no seas culpable, acciones de otros recaen sobre ti. Menos mal que Júpiter entra en Géminis ampliando tu capacidad de ver la vida desde un punto de vista flexible y filosófico, sabes que NADA es personal y que cada quien tiene su proceso. Agradezcamos también a Saturno, que te ha hecho fuerte para aguantar vientos y mareas. Esta semana él se estaciona en el cielo, porque está a punto de caminar directo liberándote de deudas materiales y emocionales con alguien del pasado. Puedes esperar que el ambiente cargado y sentimental te contagie con Mercurio en Cáncer, pues se hará evidente que debes luchar por tu concepto de éxito como mujer por encima del concepto de éxito por profesión o ego .La flexibilidad y variedad que trae Júpiter en Géminis es clave para que te dejes enseñar por ese chico diferente que no te atreves a llamar pareja. Mucho más joven, o a una distancia “adecuada” aún tiene la llave para enseñarte espontaneidad y placer. Olvídate de lo que digan los demás y date el regalo de no limitarte.

La transformación emocional se hace inevitable con varios planetas aspectando a tu regente Plutón. Si algo te ha demostrado la acción de los Eclipses en Géminis, es que ser estratégica con la forma en que expresas tu amor te mantiene confinada. ¿Crees que de verdad puede mantenerte a salvo? Necesitas más desinhibición emocional que carnal. Tu cuerpo y mente lo están pidiendo, tanto que ha sido imposible obviar los cambios en tu salud e intervenciones incluso físicas, tienes que abrirte de una forma o de otra y superar esa promesa que te hiciste de no volver a estar en cierta situación amorosa. Eso pasó hace mil años y está impidiendo que veas lo que tienes aquí y ahora. Júpiter hizo todo lo que pudo mientras estaba en Tauro para atraer a ti personas, situaciones o cosas que te hicieran creer en los duetos de nuevo. Ahora él entra en Géminis y abre tus piernas, tu corazón y calla la razón. Esta vez no podrás escaparte, serás completamente feliz al entregarte, sin agendas, sin planes. El propósito y posibilidad de alcanzar tu potencial emocional te hace saltar, mejor no poner más resistencia. Al final de la semana noticias o llamadas proponen de nuevo negociación de términos en pareja para que disipes dudas que te habías creado a solas. Verás que no siempre hay que esperar lo peor.

 No todos los días el planeta que te rige cambia de signo. Cuando esto sucede se siente como si te hicieran un trasplante de corazón, y atención, que ahora se va en dirección al mismo lugar donde él se muda. Esto se hace extra emocionante porque es una vez cada 12 años que Júpiter entra en la zona del matrimonio, socios y pareja, sintiéndose como si va hasta allá para preparar al candidato ideal. Claro que siempre hay una clausula adjunta de la que debes estar preparada. Si el candidato se presenta y no estás lista para relajar tu concepto de libertad, no lo podrás aprovechar. Porque no es conseguir al chico, es estar lista para invertir en una vida y relación que se expande de los límites del YO y como estoy acostumbrada a hacer las cosas. La tarea empieza esta semana: Mercurio estaba en Géminis donde estabas racionalizando tu situación amorosa. Ahora que está en Cáncer no puedes contener más y te dejas sentir la verdad de esta realidad. No más excusas de “podre cambiarlo” o “está ocupado” o “esto va a cambiar” ¿Qué te dice tu GPS emocional? Escúchate. Esa relación necesita un cambio radical o se acaba. ¿Qué tal inyectar espontaneidad, creatividad y darle al otro más libertad? Lo nuevo está irrumpiendo en tu vida, y sólo puede entrar cuando dejas la ilusión de control o estabilidad económica y emocional que esa fachada provee. Hasta que trabajes con el centro de la insatisfacción o le des una completa renovación, estarás caminando el falso. Tienes todo de tu lado para hacerlo.

Con Plutón en tu signo has enfocado tu día a día hacia la transformación personal en búsqueda de poder y renombre. Eventos externos hacen necesario que pares para sentir paz interna para recargarte. La confianza que muestras no puede ser una fachada, tiene que tener consistencia real e integrada de todos los aspectos de tu vida. Mercurio en Cáncer ayuda en este proceso haciendo que viejas emociones contenidas en orden de “Echar para adelante” al fin salgan a la superficie para que las puedas trabajar. ¿Qué es lo que extrañas tanto? ¿Qué es lo que crees que estás perdiendo? Tu querías estar allí y disfrutar un nuevo ambiente donde tus cualidades creativas no solo se muestran, sino que te mantienen de vuelta con reconocimiento y dinero, pero tu niña interna y tu identidad han mutado. La ansiedad que sientes es porque estás tratando de contener lo que te queda de aquella época. No sólo hace falta tener el mundo externo bajo control, tómate esta semana para dar atención y apreciación a tu pareja que también está pasando por cambios. Con Júpiter entrando en Géminis puedes tener confianza de que lo que has iniciado creativamente va a explotar contigo o sin ti, que tus esfuerzos hablan por sí solos y que te mereces cultivar tu vida emocional y legado personal. Próxima fase: ¿Hijos en camino? ¿Una nueva colección? Es algo grande sin duda y que te hará cambiar radicalmente el concepto de valor personal.

Todos estábamos esperando que tu regente Urano iniciará una revolución personal desde que entro el año pasado en Aries. Es a partir de esta semana que va tomando fuerza en el cielo y sus efectos de liberación no se harán esperar. Tu como nativa de su signo, tienes de nacimiento la facilidad de buscar el cambio, romper reglas y traer innovación a tu alrededor. Para eso también ayuda que eres un signo de aire, tanto del avance depende ti (y lo has visto en tu familia desde chiquita) que tienes que mantenerte súper racional-pero con Mercurio entrando a Cáncer, bajones energéticos o lesiones corporales te harán parar para que atiendas una situación muy personal. Quedará claro que sólo tú puedes hacerte cargo de alimentarte de manera correcta física y emocionalmente, ya que la parte mental e intelectual nunca para. Estás a punto de hacer un salto, de liberarte de un contrato o promesa para dedicarte a algo que te habías negado. ¿Qué estás esperando? ¿No ves que el miedo que tienes es un eco del pasado? Tienes pavor a una represión que ya ni siquiera está. Hace tiempo que estás libre para actuar, pero estabas esperando estar al borde de la insatisfacción. Júpiter entra en Géminis, ya no aguantes más. El amor viene a llevarte de la mano para que estés en la evolución personal, profesional y emocional que ya nadie puede parar. La conversación del sol y Saturno al final de la semana ajustan un acuerdo legal, un viaje o mudanza a otra ciudad.

A una semana de los eclipses y tu regente Neptuno retrogrado ¿A qué situación o persona sientes que estás volviendo? ¿Es una posibilidad volver a un lugar emocional con lo que has descubierto de ti? Esta vez estás mucho más segura de ti misma. Esta vez te robarás el show. Con Mercurio en Cáncer hay cambios emocionales que te hacen apartarte del mundo, pero despiertan viejas pasiones por crear que luego compartirás con los demás. Alguien te necesita como imagen para una causa que se hace grande. No intentes racionalizar, de ahora hasta finales de mes tienes que ir al corazón por ciento en todo lo que haces. Con Marte a punto de salir de Virgo, debes haber entendido que en ti amanecen las ganas para que atardezcan y expandan las posibilidades de hacerlas realidad junto a alguien más. En la colaboración está la clave, en ella te debes enfocar, porque Plutón te coloca en una situación de poder y debes perder el miedo a quedar bien. Libérate de la opinión de aquellos que no están relacionados con tu estabilidad emocional o económica y prepárate para una negociación, contrato o promesa que te dará seguridad en años por venir. Si estás soltera, no estás sola, ni lo serás por mucho. Todas las piscianas verán desde ahora hasta julio que su bondad y belleza es el producto y que lo que antes era debilidad ahora es la más sutil fortaleza.

@mia_astral