» Humor

No las llame “bobas”, llámelas “motolitas”

Erika dice:
¡¡Le tengo más miedo a las motolitas que a una manada de elefantes!!

Es más que seguro que te hayas tropezado con alguna de ellas a lo largo de tu vida. Reconocerlas no es una tarea fácil, pues sus pintas de niñas buenas esconden a un ser despiadado por dentro y pueden llegar a engañar a muchos.

La Real Academia de la Lengua Española define el término motolita como: necia, bobalicona y poco avisada; pero vamos a estar claros, como buenos venezolanos le hemos conferido a esa palabra nuestro propio significado, que va algo así como: mujer que aparenta una cosa y es realmente otra, ocultándose en un look de inocencia. Así que no las llame bobas, pues ellas son una especie totalmente distinta.

No importa el entorno en el que te desenvuelvas, ellas están regadas por ahí como un virus. Ya sea en tu trabajo, universidad o donde sea, siempre estarán ahí asechando y listas para atacar.

¿Cómo identificarlas?

Quizás te estés preguntando cómo saber cuándo te encuentres ante una de ellas. No es una tarea sencilla, pero la experiencia ayuda, en algunos casos, a detectar a la especie:

1. Por lo general, y en un 90% de los casos, tienen cara de bobas y le hablan a todo el mundo con un tono de voz cándido con el que engatusan a muchos.

2. Si le interesa algo que posees –llámese novio, puesto de trabajo, etc- se hará pasar por tu dulce amiga y ¡atención! ésta sólo será una estrategia para estar cerca de ti y de sus intereses. Deberás estar atenta y no suministrar más información de la cuenta, cuando ella “insista” en saber de tu vida.

3. Las motolitas harán hasta lo imposible para salirse con la suya, sea cual sea el caso, así que no debes bajar la guardia y estar pendiente de sus jugadas, pues como dicen por ahí, son unas “pisa pasitos”.

4. Si son descubiertas en algunas de sus jugarretas, ellas lo negarán todo hasta la muerte y manipularán a cualquier de sus víctimas con una cara parecida a aquella que ponía el gato con botas de Shrek, alegando que ellas serían incapaces de hacer aquello tan terrible por lo que se les acusa – aunque las pruebas las delaten-.

Sé precavido y no te dejes embaucar por este tipo de “dulces e inocentes” mujeres, mira que abundan, prometen seguir reproduciéndose y apoderarse del mundo.

¿Y tú has tenido un encuentro con alguna de ellas?

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux