Estamos obsesionadas con las relaciones de pareja. Bombardeadas.

Volteas a la tele y tienes trecientas cincuenta mil series diciéndote cómo se puede ser feliz/miserable/comprometida/intensa/devota/vaya-usted-a-saber-qué-cuernos con esa persona especial.

Abres internet y tienes ocho millones de recomendaciones de posts, artículos, videos, tweets, estudios, status, memes, pins, infografías, imágenes, diciéndote lo mismo pero en versión 2.0 -es decir, en máximo 140 caracteres-.

Te tomas un café con tus amigas felizmente solteras y desguazan los menesteres de las emparejadas; si lo haces con las empatadas tienes que tener cuidado de no caer en la trampa del círculo de autoayuda.

El tema está en que hemos visto/leído/escuchado/comentado tanto al respecto que si de casualidad conoces a alguien que te gusta, tu cerebro femenino -compulsivo por naturaleza- inmediatamente quiere escribir todo el árbol de probabilidades. Tenemos ganas de esbozar una novela tragi-cómica en la que se sufra pero se goce, en la que sepamos exactamente cuál es el desenlace.

Y lo inconveniente está en que una vez que construimos la película en nuestra imaginación difícilmente nos deshacemos de esa imagen y comenzamos a vivir el paralelismo entre lo que verdaderamente está pasando con ese alguien y la fantasía pegajosa que habita en nuestra mentecilla. Difícilmente dejamos ir nuestras expectativas, y eso nos engancha y nos hace padecer porque nunca, nunca, la cosa sale como una se imaginaba. Y yo me pregunto: ¿Pero y por qué iba a salir como tú te lo imaginaste? ¿Y acaso él no tenía derecho a imaginarse nada? ¡Tendría que ser el universo muy grande para que ambos hayan pensado exactamente lo mismo!

Entonces queda otra salida, la de tomárselo con humor y con calma; dejar que sea, sin técnicas ni tips. Por una vez disfrutar de la simpleza de quien no sabe hacia dónde camina y no le interesa. Quizás -solamente quizás- lo disfrutes sin luces ni escenografía, con la simpleza de su esencia.

@amandaisabel87

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux