» Kit SOS

Cosas a las que no deberías renunciar en la vida

Tener un trabajo que disfrutes: esto no necesariamente tiene que ser referente a tu carrera. Las personas no se deberían resignar o conformar con ganarse la vida en un trabajo en el que no estén felices o se sienten atrapados; tampoco deberían dejarse llevar por lo que dice o piensa la gente, cada quien es responsable de lo que hace y de conseguir aquello que lo haga feliz.

Ser amado: no hay garantía en la vida de que te vas a despertar un día y te vas a enamorar de la primera persona que veas, pero no por esto hay que renunciar a la idea de que si existe alguien para cada quien. Hay que estar claros de que no existe una fecha de vencimiento para encontrar el amor, y que el amor no tiene que ser representado como un caballero con armadura o un príncipe que va a venir a rescatarnos, pero sí que para que llegue el amor, hay que estar abiertas a recibirlo.

Mantener un buen ambiente: cuando nos referimos a ambiente queremos decir tanto puesto de trabajo, limpieza en la casa, el carro y lugares donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo. No quiere decir que seamos intensas con la limpieza, pero tratar de mantener las cosas organizadas; te darás cuenta de cómo todo te empieza a parecer mejor cuando tus gavetas y tu cuarto están ordenadas.

Tener buenos amigos: los amigos son algo que no deben darse por sentado; no porque sean algo constante en nuestras vidas y estén ahí para uno hay que descuidarlas; más bien las amistades hay que cultivarlas y mantenerlas, eso sí, si un amigo te hace sentir mal y te como que te está haciendo un favor por estar contigo, definitivamente no es tu amigo.

Tu cuerpo: lo importante es estar saludables y cuidar nuestro cuerpo, cualquiera que sea la talla en la que nos sentimos cómodas; pero el cuerpo definitivamente es algo que no se debe descuidar, siempre hay oportunidad para comer sano, ser más activos con el ejercicio, cuidar la piel y querernos un poquito más.

Metas personales: no importa cuál sea tu meta, lo difícil que parezca lograrla; tenerla y hacer lo que esté en nuestras manos para llegar a ella, siempre nos va a hacer sentir bien. Por qué quedarnos con el arrepentimiento de qué hubiera pasado si hubiéramos tratado de hacer algo, porque en el momento decidimos que no podíamos hacerlo. El día que decidas que los sueños y las metas son algo por lo que quieres luchar, vas a empezar a trabajar todos los días en eso y saber que cada paso que das es en dirección hacia ello.

 

Con información de: www.thoughtcatalog.com

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux