Escrito por Pata Medina

“Día de San Valentín”… Fecha complicada para nosotras las mujeres. Muchas decidimos engañarnos y manifestamos orgullosas que no nos importa ese día. Con convicción nos aferramos a la idea de que es un invento comercial para vender tarjetas cursis, globos rojos, rosas y chocolates, o en su defecto, dejar una fortuna en cualquier restaurant decente de la ciudad. Otras son las eternas enamoradas, que compran regalos y planean una noche romántica con sus novios, y si no tienen pareja, salen con sus amigas a tomar cócteles y celebrar lo bien que se sienten compartiendo con las personas que quieren.

En todo caso, solteras, arrejuntadas, casadas, divorciadas, divorciadas y casadas nuevamente o felizmente independientes, a todas nos gusta comer rico y cualquier excusa es buena para comernos un dulcito, ¿Y quién dice que es mejor compartido? A mí en lo particular no me gusta compartir un trozo de torta, un Cri Cri, unas oreo y mucho menos un helado de la 4D.

Por esa misma razón y porque el “día de los enamorados” es una perfecta excusa para consentirnos, salirnos de la dieta y hacer travesuras, quiero compartir una receta súper sencilla con ustedes para disfrutar en este día, y el día que lo deseen, viendo aquella película que las hace llorar, sonreír, recordar esos amores que marcaron sus vidas, y fantasear con aquel “amor perfecto” que tan diligentemente todas las películas de Disney se encargaron de hacernos creer que algún día llegaría. (TODO LO ANTERIOR ES VÁLIDO).

No seríamos mujeres si no “matamos” por un chocolate o buscamos cualquier excusa para decir que “estamos bajas” en dosis de cacao -“debe ser porque me va a venir la regla”, “es que acabo de terminar con mi novio”, “es que hoy me fue horrible en el trabajo”, “yo creo que fulanito no me para”, “la cosa en mi casa está complicada”, “debo estar ovulando”, etc., etc., etc.-. Quitémonos la careta y asumamos que nos gusta el chocolate y a veces el cuerpo no los pide, y al cuerpo HAY que darle lo que pida, miren que es la única herramienta que tenemos para poder cumplir nuestros propósitos en la Tierra. Así que aquí les va esta receta sencilla de crema de chocolate:

Ingredientes:

- 200 grs. de chocolate oscuro (esto no es publicidad, pero pueden utilizar las tabletas de chocolate para postres de Savoy)

- 200 ml. de crema de leche

- Leche condensada al gusto

- 1 cucharada de mantequilla

- Para acompañar: trozos de ponqué, fresas, cambur, galletas dulces, mango, kiwi…

Procedimiento:

- En una olla, calentar a fuego bajo la crema de leche hasta notar pequeñas burbujas en la superficie.

- En un bowl colocar la tableta de chocolate troceada.

- Una vez caliente la crema de leche, verter sobre el chocolate poco a poco, revolviendo constantemente hasta derretir todo el chocolate.

- Agregar la leche condensada (la cantidad que sea necesaria para que quede tan dulce como lo deseen).

-Finalmente, agregar la cucharada de mantequilla e incorporar bien a la mezcla (esto se hace para que brille el chocolate).

Una vez finalizado todos estos pasos, tu crema de chocolate está lista para bañar una rica torta o para sumergir distintas frutas en ella… ¡Enjoy!

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux