Los padres tenemos la costumbre de hablar y explicar todo a nuestros hijos, pero muchas veces  no entendemos por qué nuestro mensaje no llega, repetimos y repetimos lo mismo y vemos que nuestros hijos incurren en los mismos errores.

El médico psiquiatra, Augusto Cury, realiza unos  planteamientos muy interesantes y dignos de reflexión, que pueden ser de gran ayuda para enseñarnos a estimular en nuestros hijos el arte de pensar:

1-Evita dar órdenes como en el ejército. Decir “haz esto” o “no hagas aquello”, sin explicar las causas, las razones, produce robots y no jóvenes pensantes.

2- Sorpréndelos. Sorprender a los hijos es decir cosas que no esperan, reaccionar de un modo diferente ante sus errores, superar sus expectativas. Por ejemplo, tu hijo acaba de levantar la voz, ¿qué hacer?, él espera que grites o lo castigues. Pero, en lugar de eso, en principio te callas, te relajas y después dices algo que lo deje asombrado:“No esperaba que me ofendieras de esta manera. A pesar del dolor que me has causado, te quiero y te respeto mucho” y te retiras. Según el Dr. Cury, esta reacción inesperada lo impactará y lo hará reflexionar sobre su comportamiento inadecuado.

3- Utiliza la creatividad y la sinceridad. No insistamos en repetir las mismas cosas para los mismos errores, seamos creativos. Los mismos errores merecen nuevas actitudes, actitudes que estimulen a la reflexión. Esto causará un impacto favorable que perdurará en el tiempo.

4- En lugar de decir “Estás equivocado”, puedes decir  “¿Qué te parece tu comportamiento?”.

5- En lugar de decir “Fallaste de nuevo”, puedes decir “¿Qué está pasando? ¿ por qué crees que estás fallando y cómo te puedo ayudar?”.

6- Aprovecha cada momento. Cuando voy en el carro con mis hijos tengo muchas oportunidades para estimular en ellos el arte de pensar. Les muestro las actitudes inadecuadas de otros conductores y les pido su opinión, que digan cómo creen ellos que deberían comportarse. Este diálogo,  que los motiva a pensar, quedará grabado en su memoria con mayor eficacia a que si solo me limitara a explicarles cómo debe comportarse un buen ciudadano al volante.

 “Enseñar a los niños a pensar contribuye a desarrollar la fidelidad, la honestidad, la capacidad de cuestionar, la responsabilidad social, la conciencia crítica y a pensar antes de reaccionar” Augusto Cury.

@ PadresAlLimite

Fuente: Libro “Padres brillantes, maestros fascinantes” de Augusto Cury.

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux