Kit SOS: Errores que debes evitar al pedir un aumento de sueldo

Erika dice:
Mejor ni lo pidooo

Seguramente muchos pasamos por el momento de sentirnos merecedores de un aumento de sueldo, sobre todo cuando pasa el tiempo, nuestra tarea mejora y nuestro bolsillo sigue del mismo tamaño. Pero, antes de enfrentar al jefe para pedir lo que nos creemos merecedores, es importante tener en cuenta lo que no debemos hacer si queremos que nuestra petición sea efectiva.

• Solicitar una cita cuando tu jefe tiene su agenda completa: Las agendas llenas serán un buen motivo para que tu jefe se excuse de que no puede darte la atención que necesitas sobre el tema, así que será mejor que las evites.

• Las quejas: No es el momento para exponer quejas, esto seguro lo pondrá de mal humor.

• Pedir aumentos de un día para el otro: Es decir, debes darle un tiempo a tu jefe para que estudie la proposición y se prepare para aceptarla.

• Hablar con tu jefe cuando tiene un día malo: Es fácil reconocer cuando una persona no tiene un buen día y también es fácil saber que si vas a pedirle un aumento a tu jefe en uno de estos días, su respuesta será negativa.

• Hablar de problemas: En lugar de hablar de problemas, habla de soluciones. Esto animará a tu jefe a darte un aumento.

• Decirle a tu jefe que su respuesta debe ser que sí: A nadie le gusta que lo presionen y si comienzas diciéndole que esperas que te diga que “sí”, seguramente se sentirá incómodo.

• Ponerte tenso o agresivo: Ante cualquier respuesta o reacción de tu jefe, tú mantén la calma.

• Improvisar: Piensa bien lo que vas a decir y lo que vas a plantear, así no cometes errores.

• Amenazas: No amenaces a tu jefe con bajar el rendimiento o dejar la empresa sino acepta tu aumento.

• Hacer promesas imposibles de cumplir: Aunque quieras “impresionar” a tu jefe, no hagas promesas que sean imposibles de cumplir.

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux