» Kit SOS

Lo que tienes que hacer si eres una adicta a las malas relaciones

Erika dice:
Y cero mensajes de texto diciéndole que lo extrañas

Ir de una mala relación a otra peor una y otra vez, definitivamente es un círculo vicioso. No importa lo que te digan en tu casa o tus amigas, pareciera que tú siempre escoges el peor de los hombres para enamorarte.

Sin embargo, si crees haberte dado cuenta de tu continuo parámetro de selección y estás convencida de que es hora de abrirte a tener un noviazgo sano, presta a tención a lo que tienes que hacer:

Lo primero que debes hacer es admitir tu adicción. Tal cual como si tuvieras que reconocer que tienes un problema del alcoholismo, debes admitir que tienes una adicción a los chicos malos, lo que te lleva a relaciones sentimentales terribles. Trata de analizar con objetividad tu noviazgo, ¡Y ojo! no se trata de cómo te gustaría que fuese, sino como en realidad es. Recuerda que si muy en el fondo no te sientes bien, la única que puede cambiar eso eres tú.

Una vez que afrontaste el primer paso (y el más importante), te toca la desintoxicación. Es probable que sea la más difícil de todas, pero vamos: ¡Sí, se puede! Los expertos señalan que lo más conveniente es terminar definitivamente con una relación que nos perjudica. Nada de darle largas al asunto u optar por aquello de “vamos a quedar como amigos”. Por supuesto que al comienzo sentirás una profunda tristeza, pero el tiempo lo cura todo y debes tener presente que todo es por ti.

Es importante que si sientes que necesitas ayuda, la busques. Olvídate de aquello de que los locos son los únicos que van al psicólogo. Un experto puede ayudarte a salir de la depresión a enseñarte a canalizar todo lo que sientes. Los amigos también son una herramienta importantísima, así que búscalas, habla con ellos y pídeles que te echen una mano para salir de tu tristeza.

Salir de todo esto tomará su tiempo, pero lo más importante es que el día de mañana, cuando veas a una mujer pasando por la misma situación que tú, le tiendas tu mano amiga y la ayudes a salir adelante tal como tú lo hiciste.

Y tranquila… ¡Que sí se puede!

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux