» Kit SOS

Para los que dicen “Te amo” a todo el mundo

Más allá de diccionarios, manuales o enciclopedias, la experiencia de vida nos demuestra – y define – el significado del amor; un sentimiento puro e intenso capaz de obligarnos a cometer acciones por una persona y que esté presente, constantemente, en nuestro día a día. Siendo diferente el amor al enamoramiento, este gran afecto está destinado a pocas personas: contados miembros de la familia, parejas, y amigos que realmente han valorado el lazo de amistad.

Sin embargo, existen personas que pronuncian a diestra y siniestra un “te amo”. Hablamos de aquéllas que abusan de la expresión y que en su historial les han dedicado esas dos palabras a más de 220 individuos, sólo durante su época universitaria.

Con la tecnología, las pruebas de estos abusadores del “te amo”, están al alcance de cualquiera. Por ejemplo, en su foto perfil del “Facebook”, recibe unos cuantos likes, dependiendo el nivel de sensualidad, gracia o anécdota que tenga dicha imagen. Todos esos  “me gusta” son respondidos con: “Los amoooooo”. Claro, es señal de agradecimiento, pero abundan más ejemplos.

Normalmente quien sufre del “teamitis” aguda nos hace pensar que tiene 439 amigos por los que daría la vida; cualquier amistad de Facebook y, peor aún, de Twitter o Instagram, se ha llevado su correspondiente “te amo” en algún comentario.

No podemos olvidar a ésos que tras dos meses de compartir en un trabajo, ya pareciera que son almas gemelas, individuos destinados a estar juntos por 70 años más, fuerzas móviles creadas por el universo para ser inseparables. Destínale un “te amo” si de verdad se lo ha ganado, no lo malgastes sólo porque echa chistes cómicos, de lo contrario, dejarlo todo en cariño no viene mal.

Si intentas corregir esta situación, el abusador del “te amo” te responderá: “es que yo amo a mi gordo”, o “¡ay!, yo amo a mi negra”. Sí, seguro que a todos ella les donaría un órgano, vendería su carro por hacerlos feliz o se mudaría a otro país si se lo pidieran (Entiéndase el sarcasmo).

Nadie dice que no se puede sentir un cariño enorme por alguien, pero ¿es necesario que a todos se les diga “te amo”? Es algo cursi escuchar (o leer) “TE AMO”, como respuesta sólo porque un pana te dijo: “qué linda sales en la foto”.

Sencillamente, la “teamitis” aguda parecía una moda juvenil, pero tal parece que existen muchos pacientes con el síndrome. Ataquemos el problema de raíz: “te amo”, dedicado al que de verdad lo vale, o por el vendedor que no te puso en una lista de espera de 40.000 personas para comprar un carro.

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux