La nueva portada de Vogue es sinónimo de “diversidad”

La portada revolucionaria de Vogue de la que todos deberían hablar…

 

 

Para nadie es un secreto que el 2017 es el año de la diversidad y la revista Vogue, siempre al día con las tendencias, se unió a este fuerte movimiento con su portada de aniversario número 125.

Esta vez el foco de atención no se centra en Kendall Jenner ni en Gigi Hadid, a pesar de que sí aparecen en esta edición, resulta que Vogue apostó por la diversidad e incluyó en su portada a la primera mujer asiática, Liu Wen, la modelo de talla grande, Ashley Graham, además de Imaan Hammam, Adwoa Aboah y Vittoria Ceretti.

“Una apuesta por la diversidad donde no importan las medidas, el color de la piel o los rasgos físicos”, cita la publicación, aunque muchos comentarios han surgido porque Ashley Graham es la única modelo que se cubre el muslo con el brazo, ¿será casualidad o querían ocultar algo de su cuerpo?

 

Liu Wen, Ashley Graham, Kendall Jenner, Gigi Hadid, Imaan Hammam, Adwoa Aboah, Vittoria Ceretti.