Esta es la receta de profiteroles que necesitas en tu vida

una-pizca

Una Pizca

Colaborador //

Los profiteroles son pequeñas montañitas de pasta Choux, una masa neutral, cuyo nombre literalmente quiere decir ¨repollo¨, pues una vez cocida suele tomar la forma redonda de un repollito.

La masa es ligera, hecha solo a base agua, harina y mantequilla y crece como una panecillo gracias a la cantidad de humedad que lleva, la cual genera vapor y hace que las paredes de la masa se ensanchen creando un centro hueco, perfecto para rellenar con diferentes tipos de delicias.

Aprende con nosotras y Una Pizca como hacer profiteroles.

esta-es-la-receta-de-profiteroles-que-necesitas-en-tu-vida
Ingredientes para la pasta Choux

  • 1/2 taza de agua
  • 1/4 taza de mantequillaa temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de harina
  • 3 huevos

Ingredientes para la salsa de chocolate

  • 1/2 taza de chocolate oscuro picado en trocitos
  • 1/2 taza de crema de batir
  • 1 taza de helado de vainilla
  • 1/4 taza de almendras fileteadas

Preparación para la pasta ¨Choux¨

Corta la mantequilla en trocitos. Aparte, cierne la harina y precaliente el horno a 375ºF. En una olla, coloca el agua, los trocitos de mantequilla, el azúcar y la sal. Lleva todo a un hervor. Retira del fuego y de un solo golpe agrega toda la harina. Con una cuchara de madera revuelve vigorosamente para que todo se incorpore.

Devuelve la olla al fuego, y continúa revolviendo fuertemente hasta que la mezcla esté pastosa, deje una pequeña lámina de grasa en el fondo de la olla, y no se vean restos de harina (aproximadamente 1 minuto). Retira la olla del fuego y continúa revolviendo por un par de minutos.

Rompe dos de los huevos en un recipiente pequeño. Muy lentamente, agrégalos a la olla de uno en uno, siempre revolviendo fuertemente para incorporarlos. La mezcla estará lista cuando al levantar la cuchara de madera, la mezcla cuelgue de la base de la cuchara formando una letra ¨V¨.

Cubre una bandeja de hornear con papel encerado. Con la ayuda de una cuchara o manga pastelera, coloca montañitas de mezcla de aproximadamente 3 cm de diámetro. Asegúrense de dejar al menos 5 cm de separación entre cada una, pues la masa crecerá en el horno.

En un tazón pequeño, bate bien el huevo restante. Con la ayuda de una brocha, pinta las bolitas con el huevo batido. Este paso debe hacerse de manera delicada, de manera que el huevo no se chorree.

Hornea los profiteroles por aproximadamente 50 minutos, o hasta que estén bien dorados y al levantarlos se sientan livianos y huecos. Se dejan enfriar por completo.

Para la salsa de chocolate

En una olla pequeña, calienta la crema hasta que hierva. Luego viértela sobre el chocolate. Revuelve hasta que todo el chocolate quede derretido en la crema.

Para servir

Para servir los profiteroles, puedes cortarlos con un cuchillo de sierra, rellenar con helado de vainilla, y bañarlos con la salsa de chocolate. Decora con almendras fileteadas.