Cómo ser una mejor cocinera en 5 pasos

una-pizca

Una Pizca

Colaborador //

Saben que estamos en la misma sintonía, tratar de siempre mejorar en la cocina y dejar atrás nuestros pequeños errores para seguir impresionando a nuestros comensales: hijos, esposo, novio, padres, etc.

Por eso, hoy te traemos estos 5 tips que nos ayudarán a convertirnos en las mejores cocineras y dejar a todos boca abierta. ¡Claro que se puede! (Gracias a Una Pizca por ayudarnos en el camino).

 

 

En la cocina todos tenemos días buenos y días en los que no todo sale bien. Incluso, aquellos que amamos la cocina sentimos la necesidad constante de mejorar nuestra técnica y nuestro repertorio. Pero, ¿qué hacer al respecto? Esta semana conversando con amigas, me preguntaron qué podrían hacer para mejorar en la cocina y eso me dejó pensando en consejos prácticos que las ayudarán a mejorar su cocina. Hoy les comparto 5 consejos prácticos que a mí me han ayudado a mejorar los resultados de mis experimentos culinarios.

  1. Prepara tu ¨Mise en Place¨:Para aquellos que no han escuchado de este término, significa simplemente ¨puesta en escena¨. En la cocina es indispensable preparar no solo los ingredientes que vamos a utilizar, sino también el lugar de trabajo a manera de facilitar el proceso y el flujo del trabajo. Aunque parezca tonto y hasta un poco obvio, la mise en place puede hacer la diferencia entre obtener un platillo exitoso o un desastre de proporciones lamentables. Pruébenlo y verán. La mise en place implica simplemente preparar los ingredientes y utensilios que utilizaremos, a manera de tener todo al alcance de la mano.
  2. Utiliza las herramientas correctas. No hay nada peor que comenzar a cocinar para luego tener que improvisar con utensilios que no son los adecuados. Si bien hay ciertos instrumentos que nos son absolutamente necesarios, es indispensable contar con las herramientas adecuadas para la receta que quieran hacer. Por ejemplo, al utilizar la freidora es útil tener un cucharón con huecos a manera de poder drenar el exceso de aceite luego de freír. Siempre se puede improvisar con un tenedor, pero eso aumenta los riesgos de que el producto se caiga, de que ocurra una quemadura, etc. Por eso antes de empezar a cocinar siempre asegúrense de tener las herramientas correctas a la mano.
  3. Planifica con tiempo.Si bien a veces es agradable improvisar en la cocina, los mejores resultados siempre los obtengo cuando he planificado algo con esmero. Eso incluye dedicarle suficiente tiempo a leer toda la receta con antelación, a comprar los ingredientes necesarios, y a planificar con tiempo para realizar cada uno de los pasos de la receta. De lo contrario corro el riesgo de empezar a cocinar emocionada solo para darme cuenta a mitad de receta que me no tengo un ingrediente o que no finalizaré a tiempo para la cena. Igual que con un proyecto es importante tener un buen plan, el cual debe incluir consideraciones de ingredientes, utensilios y tiempos.
  4. No escatimes en el uso de ollas, tazones y espátulas. Usa todas las que necesites para trabajar cómodamente. Este consejo lo tomé prestado de Julia Child y creo en él fielmente. Enfocarse en cuantos utensilios se están ensuciando solo contribuye a distraernos de lo principal. Al cocinar, el enfoque debe estar 100% en lo que se está haciendo, a manera de conseguir el mejor resultado posible.
  5. Práctica, práctica, y más práctica.Como todo en la vida, la cocina es cuestión de práctica. Mientras más se practica, más fácil comienza a hacerse. Los movimientos empiezan a hacerse más naturales y los resultados comienzan a reflejar las horas de vuelo. ¿Saben cómo me gusta practicar a mí? Invitando a mis mejores amigos a casa con la promesa de pasar un buen rato. Siempre les doy la advertencia de que estoy probando un nuevo experimento culinario, con la promesa de que si sale mal podemos ordenar pizza, y ellos encantados de probar cosas nuevas. De esa manera baja la presión, comparto un rato agradable con amigos, y además obtengo valiosos comentarios sobre como mejorar lo que serví. El tener invitados siempre ayuda, pues cocinar para uno solo suele ser aburrido. Eso sí, les recomiendo que los invitados sean de confianza para no generar estrés adicional, especialmente si están probando una nueva receta.
  6. Y finalmente ¡diviértanse y experimenten sin miedo! La cocina está hecha para compartir. Así que pongan una musiquita, sírvanse una copita de vino, y disfruten del proceso.

Siguiendo estos 5 tips pueden realmente mejorar su desempeño en la cocina, así que recuerden hacer su mise en place, busquen las herramientas correctas, planifíquense con tiempo, no escatimen en el uso de utensilios, y practiquen en la compañía de buenos amigos. El resultado bien vale la pena. Y ahora ¡a cocinar!