Razones para vivir con tu pareja antes de casarte

No nos engañemos, toda mujer sueña con el día en el que su novio llegue con el anillo soñado y le proponga matrimonio. Quizás es un chip que la misma sociedad se ha encargado de fijarnos en la mente, pero ¿no has pensado que antes de dar ese gran paso sería mejor vivir un tiempo con tu pareja para ver cómo resultan las cosas?

Algunas mujeres consideran seriamente esta opción, y otras, sencillamente ni la toman en cuentan; así que a continuación te presentamos una serie de razones que te muestran por qué es mejor vivir con tu pareja antes de lanzarse al agua.

Compatibilidad: No importa cuánto tiempo lleven de novios, la convivencia es totalmente diferente a aquello de después de una cita despedirse y cada quien irse a su casa. Así que es importante ver qué tan compatibles son ambos a la hora de vivir bajo el mismo techo. Esta será una especie de prueba para ti, a ver qué tanto soportas las toallas mojadas sobre la cama, la tapa de la poceta arriba y dejar la ropa regada por toda la casa.

Gastos: ¡Listo! Ya están viviendo juntos, todo es amor y felicidad y ¿adivina? Comienzan a llegar las cuentas: gas, teléfono, condominio, alquiler, hacer mercado, etc, etc, etc… ¿Te has planteado en tu cabeza cómo será esta situación? Cuánto aportará cada uno y la responsabilidad de que todo se pague al día y todo marche bien, es fundamental a la hora de tomar la decisión de irnos a vivir con nuestra pareja.

Quién hace qué: ¡Ojo! No se trata sólo de quién paga las cuentas y cuánto aporta cada uno. También tienes que considerar que ambos tendrán que dividir las responsabilidades en el “nido de amor”. Cosas como quién lava, plancha, cocina, limpia, pasea al perro y hace mercado hay que considerarlas. ¿Te imaginas casarte con alguien que no mueva ni un dedo y lo descubras cuando ya es muy tarde? Como dicen, es mejor prevenir que lamentar.

Cómo resolver los conflictos: Cuando decides vivir con tu novio, se acabó aquello de que pelearon y no le escribiste ni lo llamaste por varios días. Vivir en pareja antes del matrimonio, te dará la oportunidad de ver cómo se solucionarán los problemas cuando se presenten.

La llama de la pasión: Tranquila, que sabemos que no es que llegaste virgen a hasta este momento de tu vida, pero cuando las responsabilidades y la rutina se hacen parte de su día a día, es fundamental que esas cosas no apagan la pasión que existe entre ambos.

¿Lista para casarte o prefieres tantear la cosa antes?