Reglas de Kate Middleton para ser la perfecta anfitriona

No hace falta ser de la realeza para ofrecer un banquete digno de Kate Middleton. Esta compilación original de Good Housekeeping le ha estado dando la vuelta al mundo, por ser una guía práctica a tener en cuenta durante las fiestas o cuando simplemente quieras sacar tu lado más glam.

Aunque ya te habíamos hablado de las claves para presentar una fiesta formal, esta nueva guía habla de lo que debe hacer una perfecta anfitriona. Es el mismo protocolo que sigue la realeza británica:

Enviar una invitación formal

Que incluya hora de comienzo y término de la fiesta. Detalles como la dirección, temática de la fiesta y código de vestimenta.

style1

Stylemepretty.com

Planificarte con tiempo

Incluir en tu menú las consideraciones de tus invitados, es decir, alternativas para vegetarianos, bebidas refrescantes para los que no toman alcohol. En fin, nada puede quedar a la improvisación.

britco

Brit.co

Ten un “hors d’oeuvre” por cada 3 personas

Hablamos de los “pasabocas” o “pasapapalos”. Pequeñas porciones de comida que puedas ofrecer durante toda la noche a cualquier momento. Esta regla de 1 -3 es básica para garantizar que no sobre ni falte la comida.

chefintraining

Presenta a la gente que no se conoce rápidamente

No pierdas tiempo ni piensas que es de ellos la responsabilidad de hablarse. Simplemente, preséntalos y si recuerdas algún punto en común que puedan tener, nombralo y haz que interactúen para que entren en confianza.

invites

Odyssey

Crea un baño perfecto

Recuerda que no es necesario que digas “voy al baño”, simplemente ofrece disculpas, levantante de la mesa y ve. Lo otro es que es de mala educación dejar una vela encendida en el baño, al igual que dejar libros o revistas. Recuerda dejar una barra de jabón nueva y gel antibacterial. Lo ideal es usar toallitas blancas de tela y colocar un cesta pequeña para que los invitados coloquen las que ya usaron.

 

garnetthill

Garnethill.com

No dejes que tus invitados laven los platos

Si hablamos de una cena formal, por más que ellos insistan, no dejes que laven platos o te ayuden a arreglar la casa. Es una descortesía.

mesa