» Kit SOS

En tus próximas vacaciones reserva espacio en la maleta para los aliados sexuales

Para la mayoría de las parejas y especialmente las que tienen hijos, la época de vacaciones representa el momento ideal para atender los asuntos del querer y la pasión. Aprovecha al máximo tu itinerario, incluyendo diferentes sorpresas eróticas para el deleite de ambos.

Mujer prevenida vale por 2: ajusta la agenda de tu teléfono o equipo electrónico de preferencia, con recordatorios que te permitan continuar la toma adecuada de tu método anticonceptivo. En los días de fiesta resultan altamente probables los olvidos, y fallas de método.

Para gozar todos los días, debemos cuidarnos un poco más: para muchas el disfrute sexual continuo, e incesante de las vacaciones sexualmente activas puede generar consecuencias no deseadas para la salud. Evita la famosa “cistitis de la luna de miel” (muy común en periodos vacacionales) manteniendo la higiene de tu zona íntima, antes y después de cada encuentro sexual. Procura no lastimar el área con productos muy agresivos, o técnicas de limpieza invasiva. Usar agua, jabón neutro, y vaciar la vejiga después de cada relación sexual para expulsar las bacterias fuera de la uretra, resulta más que suficiente para evitar molestias.

Para disfrutar las sesiones maratónicas: debemos llevar con nosotras lubricante a base de agua y preservativos. Ambas herramientas nos permiten continuar la actividad penetrativa aún cuando la lubricación natural haya cesado, o resulte escasa. Evitando las molestias de irritación, inflamación o micro lesiones en el área genital, producto del roce continuado.

Prepara un menú de variadas opciones: recuerda que no todo se concentra en los genitales, o la actividad penetrativa. Revisa las opciones de juguetes, lingerie, condones, juegos y juguetes sexuales que puedas llevar contigo en la maleta, y les permitan variar el guión sexual.

Finalmente, aquellas mujeres que han planificado unas estupendas vacaciones “familiares”… Todavía están a tiempo de reestructurar la agenda e insertar espacios o momentos destinados exclusivamente para el disfrute en pareja. Sin culpas, y entendiendo que en la medida que satisfagan sus necesidades e impulsos sexuales y afectivos; muy seguramente gozarán de mejor ánimo y actitud, para bregar con los hijos y el resto de la familia durante las vacaciones.

@amorantunez. Terapeuta del Grupo Cima Bienestar.

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux