La vitamina E se encuentra en comidas como aceite vegetal, nueces, mango, brócoli, espinaca; y recientemente se han hecho estudios donde se cree que ésta, puede ayudar a prevenir el cáncer de hígado.

El estudio se publicó en the Journal of the National Cancer Institute, e incluía a 132.837 personas en China, donde se observó la dieta y el consumo de vitamina E de todos. 10 años más tarde, siguiendo con el estudio, se encontró que 267 de ellos habían contraído cáncer. Los investigadores encontraron que mientras más vitamina E consume la persona, menores son los riesgos de contraer ese cáncer de hígado, incluso en las personas con historias de éste en sus familias.

Sin embargo, en Estados Unidos todavía quiere conocer más del tema y dicen que no hay suficiente evidencia como para recomendar suplementos de vitamina E con el fin de evitar el cáncer de hígado .

 

Con información de: www.huffingtonpost.com

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux