Muchas personas consultan con su médico porque sienten dolor con el roce del zapato, porque perciben un área prominente en la articulación del dedo gordo o porque sencillamente no pueden calzar zapatos que anteriormente les resultaban cómodos… Pero nadie le quiere poner un nombre a esa desviación ni buscarle un por qué a ese dolor… ¿Juanete yoooo? ¡¡¡Nooo que va!!!

Sí, esa desviación del dedo gordo del pie hacia el resto de los otros dedos, acorazados por una prominencia del primer metatarsiano y seguida por una angulación inadecuada de la articulación recibe el nombre de Hallux Valgus, conocido coloquialmente como Juanete.

Síntomas que caracterizan la presencia de un Juanete:
• Piel callosa y enrojecida a lo largo del borde interno del dedo gordo.
• Una protuberancia ósea.
• Dolor sobre la articulación que empeora con la presión de los zapatos.
• El dedo gordo rota en dirección hacia los otros dedos.
• El médico especialista generalmente puede diagnosticar un juanete con solo verlo, sin embargo, una radiografía permitirá hacer un diagnóstico contundente, ya que evidenciaría un ángulo anormal en el dedo gordo del pie.

¿Primero muerta que sencilla?… O sea, ¿prefieres usar stilettos puntiagudos aunque te prives de dolor?
Las causas de los juanetes obedecen principalmente al factor hereditario sin embargo seguir los patrones de la moda a cualquier costo también es un factor que contribuye al desarrollo de los juanetes. La fricción excesiva y repetida con la parte interna del zapato, da como resultado la inflamación de la bolsa sinovial que ocasiona que la pared se engrose y predisponga la aparición de la deformidad.

No queremos recomendarte que seas una “fashion victim” pero toma en cuenta que mientras más alto y empinado es el zapato hay mayor fricción en la zona mencionada, razón por la cual no es recomendable usar cotidianamente zapatos muy altos ni muy puntiagudos.

Consejos para aliviar el dolor:
• Usa calzado cómodo si vas a estar mucho tiempo de pie o caminando.
• Usa plantillas de fieltro o gomaespuma en el pie para proteger el juanete o dispositivos, llamados espaciadores interdigitales, para separar el primero y segundo dedo.
• Colócate compresas alternando frío y calor local.
• Si la deformidad y el dolor progresa, hoy en día existen infinidad de técnicas quirúrgicas para resolver de forma definitiva el hallux Valgus que te permitirán reintegrarte prontamente a tu rutina.

COMPARTIR

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux