¿Sufres el síndrome del fin de semana?

Si te preguntas constantemente “¿cómo lo hacen?” al ver a tus amigas o compañeras de trabajo un poco (bastante) más activas que tú, tenemos la respuesta a tu problema.

 

Si te sientes siempre cansada y sin energía para realizar actividades extras de las que acostumbras, o simplemente las que usualmente haces, tu problema tiene un nombre: Síndrome del fin de semana.

Y… ¿de qué trata esto? Según la autora del libro “168 horas: tienes más tiempo del que crees”, Laura Vanderkam, el tiempo está y lo que faltan son las ganas: “Piénsalo, si trabajas 40 horas a la semana y logras dormir las 8 horas al día recomendadas, aún tienes 72 horas libres. Incluso si trabajas 60 horas a la semana y duermes 8, sigues teniendo 52 horas”.

Si ya detectamos el problema, el siguiente paso es darle una solución: administrar mejor el tiempo, pensar que de igual manera descansaremos al dormir en la noche y poner prioridades en nuestras actividades diarias.

Nadie tiene un chip de funcionalidad mejor que el otro, todo está en la disposición que tengamos a la hora de enfrentar nuestros retos diarios.

Un ejemplo perfecto: las madres de familia, que parecen tener tiempo para todo, criar a los niños, llevarlos a la escuela, preparar sus comidas, ir a la peluquería y ¿cómo lo hacen? Sencillo, mientras menos tiempo tenemos, más lo sabemos organizar.

 

Ahora que sabemos el secreto del éxito (el de desperezarnos y decirle adiós al sueño durante el día), solo nos queda aplicarlo y mostrarles al mundo una nueva versión repotenciada y productiva de nosotras mismas.

Una nueva meta perfecta para comenzar el año 2017, ¿verdad? ¡Manos a la obra!